Historia del origen


Las raíces de nuestra marca

Origin Story

NO ES SOLO UN NOMBRE, SINO UN AUTÉNTICO ESTILO DE VIDA

La Passione no es solo un nombre, es nuestra forma de vivir el ciclismo.
Cuando planificamos nuestras colecciones, primero visualizamos el viaje. No importa la duración ni el destino, lo que más nos interesa es poder experimentar todo el potencial de belleza.
El secreto de nuestra marca es sencillo: es una historia que no está concebida por diseñadores, sino por personas apasionadas que trabajan cada día para crear productos de alta calidad que nos devuelvan al puro y auténtico placer de pedalear. Este es el estilo de vida que nos hace felices, y queremos compartirlo con nuestro pelotón.

LAS NECESIDADES DE LOS CICLISTAS SON NUESTRA MISIÓN

Cuando decidimos embarcarnos en esta aventura, sabíamos que no iba a ser sencillo y que seguramente nos sentiríamos a veces como los velocistas que suben las curvas iniciales del Alpe d'Huez.
Pero respondíamos a una llamada interior, sentíamos la necesidad de ir más allá, de intentar crear algo nuevo. Queríamos establecer un nuevo estándar en el campo de la ropa de ciclismo. Soñábamos con ofrecer una gama de productos de alta calidad a precios asequibles que, al mismo tiempo, satisficiera todas las necesidades sin dejar de lado el estilo. Un día, nos despertamos y comprendimos que nuestro compromiso, nuestras noches sin dormir y las horas que pasamos viajando habían convertido todo esto en una realidad.

WORTH THE EFFORT

Nuestro trabajo es como un paseo en bicicleta en el que la meta se pone cada vez más alta aunque seamos conscientes de que será un reto llegar al destino. La certeza de que una vez en la cima la vista será impresionante es lo que nos reafirma en que vale la pena el esfuerzo.
Nuestra estrategia exige que nos esforcemos al máximo para que cada producto se adapte a quien lo va a llevar porque, aunque no sepamos quién es esa persona, sabemos exactamente lo que espera de nosotros. Este espíritu nos guía cada día en la búsqueda de un producto que compense tanto nuestros esfuerzos como las expectativas de nuestros clientes.

HOLD THE LINE

Queríamos tener una marca distintiva en nuestra ropa para transmitir la importancia de la unidad del grupo y, al mismo tiempo, destacar lo mucho que nos importa el camino. Hold the Line es un logotipo limpio y sencillo y, como todas las cosas sencillas, tiene un gran significado. Representa a cuatro ciclistas en fila india, uno detrás de otro, cuatro rivales en la escapada, cuatro amigos en el rebufo. Lo bonito del ciclismo es que la imaginación forma parte del juego, y Hold the Line es una historia de kilómetros escrita por cada uno de nosotros.

Más para explorar